Discutir por dinero con tu pareja durante el divorcio

Cuando un matrimonio ha quebrado definitivamente, y ambos cónyuges han tomado la decisión de poner término final al mismo, no es extraño oírles manifestar expresiones como las siguientes: “Solo quiero lo que sea mío y justo” o “No deseo que nuestra relación acabe en los Tribunales.”

Discutir por dinero con tu pareja

Estos sentimientos son expresados durante las primeras fases de la etapa del divorcio, ya que los cónyuges suelen estar invadidos por el dolor y sufrimiento que les ocasiona tal situación, y por tanto, no quieren airear sus trapos sucios en los Tribunales.

Si eres capaz de llegar a un acuerdo con tu ex pareja, lo normal es que te ahorres tiempo y dinero en futuros litigios judiciales, pero para tener éxito en esta tarea, es necesario que atraigas a la misma hacia la firma de un acuerdo.

El problema es, que ni la sociedad, ni nuestras propias experiencias, nos han enseñado a como realizarlo.

Hay muchísima Literatura que nos enseña cómo nos debemos de comportar dentro de un matrimonio, pero muy poca sobre la forma de acabarlo.

Por tanto, en muchas ocasiones, desconocemos la tendencia inmanente de la persona de comportarse de la peor forma posible, ya que en un divorcio, el egoísmo siempre aflora, y surgen los peores sentimientos negativos en ambos cónyuges.

Tus mejores opciones de conseguir un acuerdo favorable a tus intereses dependerán, por tanto, de la forma en cómo te comportes en este proceso de negociación y discusión.

Normalmente, hablar suele tener poco coste, pero no suele ocurrir lo mismo en el divorcio, dónde se negocia ahora y se paga más tarde. Por tanto, deberás aprender exactamente el qué decir y cómo hacer si no quieres acabar en una situación difícil y costosa.

En un proceso de divorcio, normalmente, la mente de tu ex se abre desde el interior, mientras que tú esperarás descubrir sus sentimientos siempre desde el exterior.

Por tanto, son situaciones inversas, y tu deberás conocer algunos aspectos sobre cómo ha de discurrir el arte de la negociación con tu ex; es decir, qué cosas decir, y cuales otras evitar.

De esta forma, podrás mantener tu divorcio en unos términos de relativo diálogo, que caminen de forma amistosa, y limitar el papel de los Tribunales a la mera aprobación de un acuerdo pactado.

Cosas que deberás hacer:

• Trata a tu ex, así como todo lo que éste te diga, con total respeto y consideración. Tu bolsillo y tu salud mental dependerán en gran medida de ello.

• Usa un tono de voz calmado, que infunda confianza. Esto será una herramienta de enorme utilidad para demostrar tu sinceridad.

• Tu actitud y tu comportamiento inicial fundamentaran el tono en que se mueva todo tu proceso de divorcio.

• Date cuenta de que para convencer, en primer lugar, debes transmitir seguridad. De esta forma lo normal es que puedas persuadir.

• Céntrate en el futuro y no en el pasado, ya que éste es historia.

• Recuerda que si quieres que tu pareja tenga en cuenta tu punto de vista, tú, simultáneamente, deberás respetar el suyo.

Cosas que no debes hacer:

  • Atacar a tu cónyuge en lugar de discutir el problema.
  • No te atrevas a decirle a tu ex lo que es justo o no lo es; ya que esto es algo subjetivo, que únicamente existe en tu mente.
  • No actúes con un papel demasiado reivindicativo, ni tampoco te coloques en situación de víctima.
  • No aceptes la primera oferta de pacto que se te haga, aunque pienses que puede ser un buen acuerdo.
  • No esperes simpatía de tu ex, ya que la otra parte espera recibirla de ti y no al revés.
  • En ningún caso menciones el comportamiento dañoso que te hayan ocasionado, o lo que tú hayas podido considerar como insultos de tu pareja.
  • No pierdas de vista el hecho de que la ley es una norma, y por tanto, está hecha para los dos.

•Por último, si quieres llegar a un acuerdo, no te limites a hablar sobre ti mismo y lo que tú quieres, ya que siempre deberás escuchar a la otra persona, que hasta hace un tiempo, había sido tu pareja.

Deja un comentario