Que es la Custodia Compartida

¿En qué consiste la custodia compartida?

La custodia compartida es la situación legal mediante la cual en caso de divorcio o separación ambos progenitores ejercen la custodia de sus hijos menores de edad en igualdad de condiciones derechos y deberes.

Custodia compartida de los hijos

Si bien es cierto que a día de hoy no existe una ley nacional que establezca la custodia compartida como modalidad preferente, la tendencia apunta a una normalización e incremento en la aplicación de este sistema a lo que contribuyen tanto a las decisiones judiciales, como, la normativa en algunas comunidades autónomas, podrá aplicarse la custodia compartida cuando así lo soliciten los padres.

¿Cómo pedir la custodia compartida?

La normativa en algunas comunidades autónomas específica que podrá aplicarse la custodia compartida cuando así lo soliciten los padres.
En la propuesta de convenio regulador, o cuando así lo acuerden en el transcurso del procedimiento si no ha sido posible un acuerdo entre los padres, será el juez quien decida sobre la conveniencia de la guarda y custodia compartida teniendo en cuenta circunstancias tales como: el arraigo social y familiar del menor, la opinión del mismo (si es que cuenta con la madurez suficiente), y por otro lado las aptitudes personales de los padres.

¿Qué requisitos se necesitan para pedir la custodia compartida?

1.Que las relaciones entre los progenitores sean buenas, es decir, que exista una comunicación diaria frecuente en aquellos asuntos relativos al día a día de los menores no al que se puedan adoptar ciertas decisiones sino ya de carácter diario y semanal de una forma meditada y consensuada entre ambos. dentro de dentro de este punto podemos desgranar lo que es la actitud de responsabilidad por parte de cada progenitor es decir que cuando se establece una guarda y custodia compartida. La actitud de cada progenitor debe ser esa la de cooperar la de facilitar ese entorno tan agradable a los a los menores.

2.Se tiene en cuenta a la hora de fijar ese régimen de guardia y custodia por parte de los tribunales el cómo había sido la relación entre los progenitores antes de la separación o divorcio, es decir, no la relación que tengan en el momento del divorcio, sino la anterior como estaban desarrollando sus tareas pues el ejercicio de padres con los hijos durante el tiempo previo a la separación.
Porque los jueces de por sí valoran que el proceso de separación es conflictivo, pero si entre los progenitores con anterioridad a la separación había una buena relación y estaban volcados en el cuidado de los hijos, es un aspecto a tener en cuenta a la hora de determinar si la custodia compartida en la mejor opción.

3.Se valorará la vinculación emocional que tienen los hijos con los con la madre y el padre, el apego que se suele decir que si los niños están muy vinculados tanto por su padre como por su madre pues lógicamente la mejor opción es la custodia compartida, para que no pierdan ese vínculo emocional con uno ni con otro.
Porque muchas veces si se fija a la hora de custodia en exclusiva a favor de uno de los progenitores, cabe la posibilidad que ese vínculo se pueda llegar a perder.

4.La distancia que tiene cada progenitor de los domicilios familiares.
Cuando se acuerda la guardia y custodia compartida o se tiene en cuenta que lo mejor va a ser, o bien una alternancia en el domicilio, o que sean los propios padres los que se cambien o sean los niños. En cualquiera de los dos casos debe existir una proximidad entre el domicilio de cada uno de los progenitores y el familiar.

La custodia compartida de un hijo significa que las responsabilidades parentales siguen siendo ejercidas conjuntamente por ambos progenitores. Aunque es más frecuente en situaciones de divorcio, separación legal de personas y bienes, declaración de nulidad o anulación del matrimonio, este régimen también puede tener lugar en situaciones en las que los padres no viven de forma similar a otros matrimonios

Los padres deben decidir sobre asuntos de especial importancia para la vida del hijo en condiciones idénticas a las que se aplicarían durante el matrimonio, aunque hay una diferencia importante: el hijo puede residir con uno solo de los padres o, alternativamente, residir con cada uno de ellos durante periodos de tiempo definidos. Por lo demás, la posición jurídica de los padres respecto al niño no cambia en absoluto. El niño mantiene el mismo contacto con el padre, la madre y sus respectivas familias, lo que en principio redunda en el interés superior del niño.

custodia compartida
Que es la custodia compartida de los hijos

Cálculo de la Pensión de Alimentos en una Custodia Compartida


¿Está separado y tiene una persona a su cargo con custodia compartida? Vamos a contarte cómo funciona el reparto de los gastos de salud, educación y la deducción de impuestos

Las normas de la custodia compartida en Hacienda son claras. Los dependientes sólo pueden pertenecer a un hogar, independientemente del régimen establecido en el acuerdo de obligaciones parentales. Sin embargo, esto no significa que los gastos no puedan ser compartidos.

  1. ¿Cómo se dividen los gastos de salud y educación, en una Custodia Compartida?
    Si el régimen no es alternativo, los gastos se deducen en su totalidad por el progenitor (sujeto pasivo) a cuyo hogar pertenecen los dependientes.

Si el régimen es de residencia alterna, es decir, los dependientes están incluidos en ambas declaraciones, hay dos hipótesis:

Los gastos se dividen proporcionalmente, en la medida en que cada progenitor haya contribuido. Esto es posible en los casos en los que el acuerdo de responsabilidad parental establece un reparto de gastos que no es equitativo y que fija el porcentaje que ha aportado cada progenitor.

Por ejemplo, si se decide en el tribunal que uno de los padres paga el 80% de los gastos y el otro el 20%, las deducciones deben tener en cuenta estas proporciones. Es decir, el progenitor que paga el 80% de los gastos se deduce esa cantidad. El progenitor que sólo paga el 20% deduce ese porcentaje.

Nota: Para que este reparto sea posible, los padres deben indicar en el Portal de Finanzas, hasta el 15 de febrero, el porcentaje que les corresponde en el reparto de gastos. Si no lo hacen, cada progenitor deducirá la mitad del valor de las deducciones a la base imponible.

Los gastos se dividen a partes iguales. Esto es válido si el acuerdo de responsabilidades parentales no establece el porcentaje que debe pagar cada uno o si los padres no indican en el portal tributario el porcentaje que corresponde a cada uno en el reparto de gastos.

  1. ¿Cómo se dividen las deducciones fijas?
    La deducción fija por hijo es una cantidad que se resta automáticamente de la recaudación, por un importe de 600 euros por cada dependiente mayor de tres años o de 726 euros si es menor de tres años.

En el caso de los padres separados, este valor se divide de la siguiente manera:

Si hay custodia compartida y residencia alterna (establecida a través de un Convenio Regulador de las responsabilidades parentales), la deducción se divide entre ambos. En otras palabras, cada padre deduce 300 euros. O 363, si el niño tiene menos de tres años.

Si no hay custodia compartida y residencia alterna, o si no ha sido fijada por el tribunal, la deducción de la suma global se queda en su totalidad con el progenitor que tiene el mismo domicilio fiscal que el hijo.

Nota: Los padres separados con hijos bajo custodia conjunta y residencia alterna deben comunicarlo en el Portal de Finanzas hasta el 15 de febrero. Si no lo hacen, la deducción fija se atribuirá íntegramente al progenitor que comparta el domicilio fiscal con el hijo.

  1. ¿Cuál es el domicilio fiscal de las personas a cargo?
    Incluso en situaciones de separación con custodia compartida, los hijos sólo pueden tener una dirección fiscal. Esto puede definirse de dos maneras:

Si hay regulación del ejercicio de la patria potestad el domicilio fiscal es el que se ha determinado en ese acuerdo;
Si no existe tal acuerdo, el domicilio fiscal de los dependientes es el que figura en su identificación el último día del año al que se refiere el impuesto. Independientemente del domicilio fiscal de los hijos, si hay custodia compartida, los gastos se dividen entre los padres.

  1. ¿Cómo declarar la custodia compartida en Hacienda?

    La identificación de los dependientes de la custodia compartida debe hacerse en la portada, en la casilla 6B, indicando el número de identificación fiscal en los campos numerados con las letras “DG”. En estas situaciones también es obligatorio indicar el número de identificación fiscal del otro progenitor con el que comparte la responsabilidad parental.

Para indicar a qué hogar pertenece la persona dependiente, debe poner una “X” en la casilla “Parte del hogar – SP” o en la casilla “Parte del hogar – Otro SP”.

También hay un campo relativo al “reparto de los gastos” realizados con las personas a cargo. Es en este campo donde debe indicar el porcentaje que cada progenitor tenía con los hijos, previamente comunicado a la Administración Tributaria y establecido en el Convenio Regulador.En su caso, también debe indicar si el dependiente vive con ambos padres alternativamente.

Despues de leer nuestro artículo seguramente te ha quedado claro que es la Custodia compartida y como se reparten los gastos relativos a la crianza de los niños. La custodia compartida de los niños, generalmente es la mejor solución para evitar el maltrato psicológico en el matrimonio.

3 comentarios en «Que es la Custodia Compartida»

Deja un comentario